Pertenece a la Cuenca Hidrográfica del río Jucar, a donde van a parar las aguas del río Cabriel y la de numerosísimas fuentes y manantiales que nacen en el término.

El río Cabriel discurre a lo largo de su curso dando lugar a una sucesión de pozos azules, remansos transparentes y rápidos de aguas bravas de espectacular belleza, por una geografía salvaje, intacta todavía, no maltratada por el ser humano, así podemos observar desde buitres leonados, águilas, a jabalíes y nutrias pescando en sus purísimas aguas, así de intactas llegan sus aguas a Villatoya.

El valle disfruta de un microclima, muy protegido del viento, convive el clima estepario con temperaturas más suaves, provocadas por el agua y la vegetación que salpica el valle.

De bosque mediterráneo, entre otras especies hay madroños, sabinas, coscojares y árboles de ribera.
Su fauna es muy variada, se pueden observar rapaces diurnas y nocturnas, en el río, garbas, martín pescador y en el monte desde zorros a algún gato montés.